Día del Merlot: una nueva oportunidad para descubrir el vino argentino

Merlot argentino

¡Holaaa! ¿Cómo están? Yo muy bien: ¡es Halloween! Ya no lo festejo como antes, obvio, aunque las decoraciones y los chicos y chicas disfrazados por la calle me traen lindos recuerdos… 

Ahora me toca dar caramelos y no recibirlos; estoy grande. Y por eso celebro a mi modo: ¡aprendiendo y disfrutando del vino! Esta vez, estoy interesada en el Merlot argentino. 

Unos amigos me recomendaron visitar Gary’s Wine & Marketplace, una vinería muy cool de la ciudad. ¡Me encantó! Ahí descubrí que pronto es el «Día del Merlot». 

Ok, seguro se preguntan de qué se trata. Claro, no todo son esqueletos, zombies y calabazas por estas fechas. El vino tiene sus propios hashtags y descubrirlos es todo un trip. Les cuento un poco. Listen before I go, como canta Eillish.

Merlot argentino

¿Merlot argentino? Primero, el origen de esta variedad importante

El Merlot es una cepa que, como otras, nació en Burdeos, Francia, y que se usa para elaborar vinos tintos. Empezó a hacerse popular a mediados del siglo XIX. Su nombre viene del pájaro mirlo, porque sus plumas tienen el mismo color azul oscuro que las uvas. Qué fantástico… Como siempre, todo empieza y termina en la naturaleza.

Después del Cabernet Sauvignon, el Merlot es la variedad más cultivada en el mundo. 

Sus vinos son suaves y aromáticos; elegantes. Leí que son muy versátiles y muy ricos para acompañar carnes rojas y pescados. Mmmm… ¿más maridajes? Quesos como el azul o el parmesano son buenos laderos. ¿Alternativa veggie? Zanahorias y calabazas asadas, un clásico.

El color de los Merlot es un rojo rubí intenso con toques violetas, una mezcla que los vuelve muy atractivos a la vista. Me encanta.

Merlot argentino, las claves para descubrirlo

Puse la brújula en el sur y, al estilo Nicky, fui directo, derecho, a la Argentina, el país de los vinos que me gustan. 

¿Hay Merlot argentino? Sí, hay. Obvio. Existe desde el siglo XIX, aunque no es la cepa más popular. Pero leí que supo serlo aunque hoy su producción es menor respecto a otras variedades como el Malbec, cepa emblemática. 

Pero los últimos años el Merlot argentino está volviendo a brillar y pide pista. Eso pone interesantes las cosas: es un desafío para las exploradoras como yo. 

Hace poco les conté sobre el terroir y los vinos de altura. Bueno, las uvas del Merlot crecen en terruños frescos y altos, con suelos arcillosos. Parece que en toda la Argentina solo hay 5.000 hectáreas dedicadas al Merlot. Así que cada botella es única y hay que disfrutarla al máximo.

¿Adivinan dónde están los viñedos de Merlot más grandes del país? En Mendoza, ¡je! Su principal región de cultivo es el Valle de Uco, un verdadero faro para los amantes del vino. 

Pero no es todo: también hay en otras provincias de la zona, como San Juan, y en Río Negro y Neuquén, de la Patagonia, un lugar hermoso que conocí por fotos y al que espero viajar alguna vez. Tal vez después de ir a la Fiesta de la Vendimia… A veces me surge la fantasía de largarlo todo y salir a la ruta para siempre.

Merlot argentino

Un sabor especial

Otra cosa: como los copos de nieve, no hay dos Merlot iguales. De hecho, son bastante distintos según la parte del mundo en la que se elaboran. El aussie, por ejemplo, no es como el de California, ni el francés es como el italiano. 

En su versión argentina, el aroma está marcado por grosellas, pimiento dulce, cedro y especias, y el sabor destila notas frutales.

Además, es una cepa que se beneficia del clima fresco. Por eso suele cultivarse en altura o en regiones del sur del país, donde las temperaturas son bajas en invierno.

Les quiero dejar algunas recomendaciones de Merlot argentinos para que juzguen por ustedes mismos y se sumen a la aventura. Por ejemplo, si están empezando, pueden optar por Humberto Canale Estate Merlot, Kaiken Ultra Merlot de Luján de Cuyo o Casa Ambrosia Merlot de Valle de Uco. 

En cambio, si ya se sienten preparados y preparadas para dar un paso más, prueben con Riccitelli Old Vines from Patagonia Merlot, Rutini Single Vineyard Altamira Merlot o Pulenta Estate Gran Merlot.

Ojalá celebren un gran Día del Merlot junto a una rica copa de vino argentino. Si me hacen caso y descorchan una botella de ese país, ¿me cuentan por acá cómo les fue? ¡Cheers

¿Te interesa esta información? Te invito a leer más sobre los vinos argentinos: Vinos tintos imperdibles de Argentina

Comentarios

Aún no hay comentarios. ¿Por qué no comienzas el debate?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.