Cocina de Canadá y vinos argentinos, todo por descubrir

Cocina de Canadá y vinos argentinos

Es el segundo país más grande del mundo y la mayor parte de su vasto territorio está sin habitar. Imaginen el silencio: montañas imponentes, bosques, glaciares, lagos prístinos, osos y secuoyas. Sin dudas, Canadá es un misterio para revelar para quienes vivimos del otro lado del mundo.

Su cultura es la fusión de muchas otras; la de los pueblos originarios y la de los británicos, franceses, escoceses y también asiáticos que pasaron por allí: todos dejaron su impronta, sus lenguas y sus costumbres. Las ciudades más importantes son modernas y cosmopolitas: Ottawa, Quebec, Toronto, Montreal o Vancouver ofrecen numerosas propuestas a los visitantes y por supuesto, también su gastronomía singular.

Para conocer mejor este país, un buen punto de inicio es comprender su cocina. ¿Pero a qué sabe la cocina de Canadá? ¿Cuáles son sus platos emblemáticos?

Se conoce que es un país donde la agricultura es muy importante: producen trigo (el mayor productor mundial), arroz, soja, maní, centeno. Miel de maple (Canadá produce el 80% de la que se consume en el planeta), linaza, canola, arándanos y mostaza (¡sí! La mostaza global procede en su mayoría de estas tierras lejanas del norte). Carnes, pescados (especialmente salmón) y verduras tampoco faltan en la mesa.

Así, muchos de los platos de la cocina de Canadá que hoy son tradicionales son producto de muchas culturas y regiones. Te invitamos a conocerlos y, de paso, pensar qué estilos de vinos argentinos podrían ir muy bien con estas delicias canadienses. Aquí, entonces, un apartado sobre la cocina de Canadá y vinos argentinos.

Cocina de Canadá y vinos argentinos 

Entre los productos más famosos, no se puede pasar por Canadá sin probar jarabe de arce (es tan importante en esta cultura, que la hoja de este árbol decora la bandera nacional); salmón (si bien el mar y los lagos aportan numerosas especies de mariscos y pescados como atún, fletán, pargo), tal vez uno de los ingredientes más populares en la mesa de este país, especialmente el de la Columbia Británica. 

Carne, vegetales de la huerta, maíz y productos lácteos (se come muchísimo queso), completan la mesa de todos los días. ¿Cómo podemos combinar cocina de Canadá y vinos argentinos? Aquí, un recorrido por los platos emblemáticos y los vinos invitados para hacer este maridaje de Norte y Sur.

Peameal. La panceta deriva de la panza de cerdo, pero el tocino canadiense es el lomo de cerdo magro envuelto en harina de maíz. Antiguamente se usaban arvejas amarillas, de allí su nombre en inglés. Es protagonista de uno de los sándwcihes más famosos de Toronto.

Según José Luis Fernández, Mejor Sommelier de Ontario en 2019 y conocedor de los vinos de Argentina, aporta: “la vibrante acidez natural de los Pinot Noir de Patagonia logran cortar con la intensidad del peameal, y los sabores de frutas rojas frescas y maduras y los elementos salados del vino complementarán los sabores complejos del plato”.

Cocina de Canadá y vinos argentinos

Poutine. De origen francés, es un plato auténtico: papas fritas cubiertas con salsa picante y queso. Cualquier cena canadiense está incompleta sin poutine y hasta existen muchos festivales en su honor.

Para esta preparación, popular, condimentada y sabrosa, Liz Luzza, experta en vinos de Argentina asegura que “los Torrontés, especialmente los de los Valles Calchaquíes – zona del noroeste argentino – son un match muy interesante gracias a la frescura y personalidad de este blanco original de Argentina”.

Cocina de Canadá y vinos argentinos

Tourtière. Una especie de pastel o empanada de carne, cuyo origen se remonta a la época de la colonización francesa en Quebec, aunque hoy en día se come en muchas otras ciudades del país. El pastel posee dos ingredientes básicos: una masa de pan y carne picada de cerdo, vaca y panceta que se mezcla con papas, cebolla y apio. Como si fuera una carne a la masa mendocina, se tapa con masa y se cocina al horno hasta que esté listo. 

Es nuevamente José Luis Fernández quien nos ayuda con el maridaje de este plato de la cocina de Canadá y vinos argentinos y explica:” este plato se suele hacer con algunas carnes de caza, definitivamente lo combinaría con un Syrah de altura, como los del Valle de Uco. Los aromas y sabores carnosos naturales del Syrah, junto con las notas de pimienta negra, combinan muy bien con las sutiles especias del tourtière. Las notas profundas de frutas negras en el vino complementan los sabores generales del plato, siempre haciendo que uno regrese para tomar otro sorbo de vino”.

Cocina de Canadá y vinos argentinos

Carne de Calgary. Una de las áreas más conocidas para la producción de carne es Calgary, donde la carne de vaca se sirve a la parrilla con papas fritas y ensalada. ¿Suena familiar?

Lógicamente, los malbec de Argentina son una propuesta súper acertada para estas carnes. Cuando se trate de cortes grasos y jugosos lo mejor será pensar en aquellas etiquetas elaboradas con uvas Valle de Pedernal y los Valles Calchaquíes. Pero si los cortes son magros la voluptuosidad de un Malbec de Lujan de Cuyo, por ejemplo. 

Cocina de Canadá y vinos argentinos

Sopa de arvejas. Este es un plato franco-canadiense clásico con verduras, arvejas y hierbas que ya es una tradición en todas las casas. ¿Con qué acompañarlo? Un Chardonnay del Valle de Uco criado en roble sin dudas aportará la suficiente estructura además de acidez vibrante para refrescar el paladar y a la cortar la textura cremosa de la sopa.

Postres clásicos

Tartas de manteca. Una masa quebrada y relleno de manteca, huevos, azúcar y puede llevar pasas de uva, es protagonista de todas las panaderías y cafeterías de Canadá. Como la medialuna de manteca y el café de cualquier bar de Buenos Aires. Ahora si se lo deja para cerrar una cena, como postre, alguna botella de Torrontés tardío de los Valles Calchaquíes puede convertirse en el maridaje ideal con sus perfumes de flores blancas, acidez vibrante y dulzor equilibrado.

Cocina de Canadá y vinos argentinos

Barras Nanaimo. Un postre canadiense clásico de tres capas de crema de manteca con sabor a vainilla, chocolate derretido y una mezcla de hojaldre. Originario de Nanaimo en la Columbia Británica, el postre es delicioso y demanda de un vino a la altura de su carácter como pueden ser algunos de los malbec de cosecha tardía que se han convertido en una de las especialidades de los winemakers argentinos que todo paladar goloso debería descubrir. 

Por supuesto, la lista sigue. Hay muchos más platos de la cocina de Canadá y vinos argentinos para descubrir.

Te invitamos a continuar leyendo sobre vinos argentinos: 6 nuevos estilos para redescubrir el Malbec

Comentarios

Aún no hay comentarios. ¿Por qué no comienzas el debate?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.