6 nuevos estilos para redescubrir el Malbec

estilos de Malbec argentino

La irrupción del Malbec en la escena vitivinícola internacional de la mano de las bodegas argentinas, devolvió a este varietal el brillo que supo tener hace doscientos años y ya podemos encontrar etiquetas de Malbec de diversos orígenes.

Así, mientras se expande el cultivo de Malbec en el mundo, Argentina perfecciona la precisión de sus tintos, explora todos sus terroir y amplía su oferta con nuevos estilos. En este contexto, gracias a la versatilidad y plasticidad del varietal y la constante investigación y experimentación que realizan los winemakers y agrónomos, el Malbec propone muchas novedades para descubrir.

A continuación, te contamos cuáles son los estilos de Malbec argentino que todo amante de la variedad insignia de Argentina no debería dejar pasar por alto en la próxima visita al wine shop.

estilos de Malbec argentino

Estilos de Malbec Argentino, las últimas novedades 

Malbec Orgánico. Si hay que destacar una categoría en ascenso para los estilos de Malbec argentino, sin dudas es la de los orgánicos. Es sabido que en Argentina las condiciones naturales facilitan la producción de uvas de calidad sin la necesidad de aplicar químicos en el viñedo y por esto cada año más bodegas deciden certificar sus procesos para ofrecer vinos sustentables. 

“Hace tiempo asumimos un compromiso con el medioambiente que nos llevó a convertir nuestra finca de 80 hectáreas de El Cepillo (Valle de Uco) al orgánico y más tarde a obtener certificación biodinámica. Hoy también estamos en transición a la certificación orgánica con una finca de Agrelo de 150 hectáreas. Queremos que todos nuestros viñedos estén certificados. Estamos convencidos de que el único futuro posible es de la mano del manejo sustentable de los viñedos y de la bodega”, comparte Celina Rivas, winemaker a cargo de los vinos de alta gama de Escorihuela Gascón (vale distinguir el Escorihuela Gascón Organic Vineyard, uno de los vinos argentinos más premiados del mundo). 

Actualmente, la lista de Malbec con certificación orgánica es cada vez más extensa y entre ellos se destacan Artesano Malbec de Argento, El Salvaje Malbec Orgánico de Casa de Uco, Benmarco Sin Límites Malbec Orgánico, Domaine Bousquet Gran Malbec y el exclusivo Noemía Malbec de Patagonia.

Malbec Nouveau. Los vinos de maceración carbónica, inspirados en los famosos Beaujolais Nouveau no son nuevos en Argentina, aunque sí podemos decir que los elaborados con Malbec impulsan la tendencia. El objetivo principal de estos tintos de sed, refrescantes y frutales es dar a los amantes de esta cepa la posibilidad de disfrutar de su tinto favorito refrescado y con platos que muchas veces se maridan con blancos. 

“El Malbec responde de manera increíble a la maceración carbónica, no solo nos permite elaborar tintos aromáticos que pueden beberse fríos sino además con baja carga tánica y de alcohol”, detalla Tomás Stahringer, creador de Vinyes Ocults Malbec Maceración Carbónica, una de las opciones mejor logradas a las que se suman el novedoso Mythic Divine Creations Malbec Nouveau Maceración Carbónica o el Marcelo Pelleriti Blend Tinto Fresco.

Malbec Natural. La elaboración de vinos sin sulfito, con levaduras nativas y mínima intervención siguen ganando seguidores en Argentina, luego de años de ensayos y búsquedas de vinos con expresiones más puras, sutiles y conectadas al origen. 

Son muchos los productores que aplican esta filosofía para varios de sus vinos, aunque los de Malbec fueron los que marcaron el camino. “Trabajar sin sulfitos y de forma biodinámica me permite lograr una expresión desnuda del Malbec de Maipú con una exquisita expresión frutal además de rica textura y frescura”, explica Maricruz Antolin, una de las pioneras de este estilo a partir del lanzamiento de su Krontiras Malbec Natural en el 2018.

Es interesante probar otros estilos de Malbec argentino de mínima intervención como Le Petit Voyage de los franceses Quentin Pommier y Thibault Lepoutre o Kung Fu Malbec de Matías Riccitelli. 

Malbec + Cabernet Franc. Uno de los motivos del auge del Cabernet Franc en Argentina fue la búsqueda de una variedad que permita obtener tintos de Malbec más frescos y vibrantes. 

Entre los ensayos más alentadores, la combinación con Cabernet Franc despertó el interés de los winemakers. Así nacieron muchos de los tintos argentinos que hoy seducen a tantos consumidores y ya son una categoría en ascenso entre los nuevos estilos de malbec argentino. Puede disfrutarse en etiquetas como Norton Lote Negro, de Bodega Norton, entre otros.

 “Sin dudas una de las variedades que mejor se acopla y más beneficia al Malbec es el Cabernet Franc. Le aporta intensidad aromática y frescura y ayuda de algún modo a aligerar al Malbec con sus taninos más finos sin perder grip”, cuenta de su experiencia David Bonomi de Bodega Norton. 

Otros indispensables son Trapiche Iscay Malbec-Cabernet Franc, Rompecabezas Blend de Finca Beth y Proyecto Hermanas Malbec-Cabernet Franc de Bodega Lagarde.

estilos de Malbec argentino

Malbec de ánfora. Lograr expresiones puras y precisas para el Malbec ha llevado a los enólogos a experimentar con diversos tipos de elaboraciones y recipientes. En este camino, las ánforas se convirtieron en una herramienta ideal para el desarrollo de nuevos estilos de malbec argentino ya que no aportan aromas ni sabores al vino, pero a la vez permiten que respire dando lugar a una oxigenación gradual que define carácter y texturas. 

“Queríamos mostrar la cara más pura de Gualtallary y logramos una expresión diferente a lo que se puede encontrar en cualquier vino de la zona, con un perfil súper puro, texturas muy interesantes donde la acidez vibrante se combina con dejos oxidativos que aportan un diferencial muy atractivo”, detalla Eugenia Luka quien junto a Matías Michelini elabora Ello Malbec.

Por su parte, Alejandro Vigil creó La Marchigiana Malbec Vino Ancestral, que se fermenta en ánforas del tipo qvevri georgiano; y Sebastián Zuccardi cuenta con un escaso pero brillante Malbec que denomina The Amphora Project.

Malbec biodinámicos. Las enseñanzas de Rudolf Steiner se han instalado en muchos viñedos y bodegas de Argentina desde el norte hasta la Patagonia y lógicamente es el Malbec la mejor cepa para comprobarlo. 

Tanto pequeños productores como algunas de las bodegas más reconocidas confiesan que aplican preparados dinamizados y realizan sus tareas culturales en el viñedo de acuerdo al calendario biodinámico. 

La agricultura biodinámica nos permite sustentar un hábitat sano en el viñedo, preservando y nutriendo el balance y la armonía de la fruta”, explica Joanna Foster que, junto a su esposo, Ernesto Catena, elabora Stella Crinita Malbec, un tinto biodinámico que hace escuela del mismo modo que Alpamanta Natal, Nuna Malbec de Chakana y Krontiras Family Selection Malbec.

Aquí compartimos más información sobre las últimas tendencias en los vinos argentinos: Vino en lata, el boom al que apuestan las bodegas

Comentarios

Aún no hay comentarios. ¿Por qué no comienzas el debate?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.