Mucho más que una copa bonita

Tipos de copa para vino

¡Aló wine lovers! Seguro que ustedes comparten como yo esta época en la nos encontramos con los que más queremos. Además, otra cosa que disfruto de estos días es que arranca la temporada de regalos. Y qué mejor compañía para tus celebraciones que los sabores únicos que te depara siempre una botella de vino argentino.

Vinos con personalidad

Hoy la calidad del vino argentino es better than ever. La singularidad de sus uvas, la inmensa diversidad de sabores, aromas y texturas de los varietales; la dilatada trayectoria de los vinos; el terruño único del país y la innovación y sostenibilidad enológica dan como resultado los mejores vinos a nivel mundial.

Argentina tiene más de 200 varietales como Malbec, Chardonnay, Merlot, Chenin, Syrah, Torrontés y muchos más. Posee 500 años de tradición en la industria y es el quinto mayor productor de vino global, número 1 en Malbec.

Además, la extensión y las regiones únicas de Argentina permiten diversidad de terruños, a lo que se suma el clima, las condiciones del suelo, la altitud, el régimen de lluvias y las prácticas enológicas. Todo invita a descorchar la singularidad.

Tipos de copa para vino

En busca de sorpresas

Mientras veía etiquetas argentinas en la tienda (hermosas la de Cosmic Amber Chardonnay Naranjo de Krontiras y la de Asa Nisi Masa Bonarda de Mundo Reves) me puse a pensar en un regalo para papá que esté relacionado con el vino pero no sea una botella, porque eso es lo que él siempre sugiere y quiero sorprenderlo. 

Se me ocurrió ir por unas lindas copas, para que sea algo duradero, un tesoro personal que pueda usar todas las noches, cuando descorche su tinto favorito y escuche algún disco de Miles Davis. 

Estaba convencida de que las copas para vino eran objetos decorativos que servían para vestir la mesa o para dar idea de saber mucho sobre el tema con halos de sofisticación (o al menos eso pensaba cuando veía chocar sus copas a Sutton, Jane y Kat, todas elegantes, en The Bold Type). Pero googleando descubrí que los distintos tipos de copa para vino tienen datos técnicos, medidas, formatos diferentes. Les spoileo el final: viene en camino la sorpresa que buscaba y también invertí en un auto-regalo navideño para mí. 

Mientras tanto, les dejo algunas buenas razones para beber vino en copa y tips para principiantes a la hora de elegirlas.

Tipos de copa para vino

Tipos de copa para vino

¿Por qué es mejor tomar el vino en copa? Simple: para disfrutar de todo su esplendor. Si estamos en la montaña con amigos y abriendo una botella a zapatazos para beber en vasos de camping, también lo vamos a disfrutar porque lo que vale es la mística del entorno. 

Pero el valor de la copa de cristal está en que nos ayuda a percibir más cosas de ese vino. Esta elección también habla de nuestro grado de interés y de la experiencia que perseguimos: yo quiero captar la magia y lo singular que esconde cada botella. 

Prácticamente todo está definido por la forma de la copa. Cuando descorchamos un vino, el líquido toma contacto con el oxígeno y así se liberan los aromas. Por eso importan los distintos tipos de copa para vinos. La forma de «tulipán» condensa esos perfumes y por eso no es lo mismo usar una copa de agua de boca ancha. 

Por otra parte, el tallo de la copa tiene una funcionalidad relacionada con la temperatura de la bebida ya que evita que el calor de las manos caliente el vino. 

Por último, parece que la forma de la copa hace que inclinemos la cabeza de una manera determinada, que favorece que el líquido entre en contacto con el paladar de modo diferente de cómo lo hace cuando usamos un vaso. 

Todo esto se puede chequear haciendo el ejercicio en casa, sirviendo el mismo vino en un vaso cualquiera y en una copa de cristal, registrando las diferentes sensaciones que aparecen en la nariz y en la boca. 

Yo lo hice (porque #curiosa siempre) ¡y parecían dos bebidas diferentes! En el vaso no encontré ningún aroma ni todas esas “capas» de sabores que aparecen en la copa a medida que pasan los minutos. 

Tipos de copa para vino

Cómo elegir el primer set de copas

Vamos a concentrarnos en tipos de copa para vino para usar todos los días -inclusive cuando estamos solos-, porque queremos convertirlo en un ritual cotidiano. Les cuento lo que vi en Amazon, donde hay sets para todos los gustos y presupuestos.

Para un nivel inicial, es bueno saber que hay distintos tipos de copas para vinos: hay copas sin tallo lindas y accesibles, y copones de cristal doblemente templado que son más resistentes y duraderos. Para un nivel de expertise más arriba, podemos apuntar a la ergonometría, es decir, a la forma aplicada al uso. 

El vino cambia de expresión según la copa que se usa -encontré marcas internacionales que tienen una variedad por cada cepa-, pero también es recomendable elegir un modelo intermedio adaptable a tintos y blancos. Para fanáticos y expertos, vale la pena invertir en algo súper especial para elevar al nivel de los dioses el ritual de abrir una botella y tener el equipo perfecto para disfrutarla. 

Fui por esta línea y elegí para papá un pack de 4 copas de la que me dijeron era la mejor marca, una para cada tipo de vino, y, para mí, dos copones universales que pienso estrenar con Coquena Torrontés de los Valles Calchaquíes, viñedos de altura en el noroeste argentino.

Me compré esa botella hace unos días pensando en las fiestas y porque según parece es siempre una gran apuesta de las bodegas argentinas.

Ah, ya investigué cómo cuidarlas. Si bien casi todos los tipos de copa para vino son aptos para lavavajillas, es mejor lavarlas a mano y secarlas sobre un paño limpio de algodón.

Les dejo homework: si tienen amigos o familiares que todavía no aman el vino, invítenlos a probar su favorito en una linda copa.

Tipos de copa para vino

Y si tienen dudas sobre qué vino elegir, les comparto las lecciones de mi maestro: Más tips de mi Wine Guru, Lección II

Comentarios

Aún no hay comentarios. ¿Por qué no comienzas el debate?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.