Radiografía de las uvas tintas más plantadas de Argentina

Uvas tintas más plantadas de Argentina

Argentina es un país de tintos: las uvas con mayor superficie cultivada son tintas, con poco más de 54,3% del total de los viñedos; los vinos más famosos están elaborados con uvas tintas y, además, la variedad más cultivada entre todas es tinta, con el Malbec a la cabeza. 

Pero más allá del universo del muy comentado Malbec, ¿cuáles son las otras variedades y dónde se cultivan? ¿Cuáles son las uvas tintas más plantadas de Argentina?

En plan de hacer una radiografía de los viñedos argentinos –toda la información numérica proviene del Instituto Nacional de Vitivinicultura–, esto es lo que tenés que saber en materia de uvas tintas.

Uvas tintas más plantadas de Argentina, una por una

MALBEC 45.657 ha; 39,2% del total de tintas

Por lejos, el Malbec es una de las uvas tintas más plantadas de Argentina, aunque su ascenso arranca en la década de 1990 cuando había ¼ de la superficie actual. Se la encuentra en todo el territorio, desde Jujuy a la Patagonia profunda, pero el epicentro está en Mendoza, que concentra el 85% de la superficie.

Dato de color: 15,7 mil hectáreas de viñedos fueron plantadas en el Valle de Uco y, en rigor, no alcanzan los 40 años en el registro catastral; son las nuevas zonas de moderadas a frías que reinventaron el gusto de este varietal en las últimas décadas, ofreciendo 1/3 del volumen producido.

Uvas tintas más plantadas de Argentina
Bonarda

BONARDA 18.153 ha; 15,59% del total de tintas

Conocida en el mundo como Charbono o Corbeau Noir, en el país estuvo confundida ampelográficamente hasta 2009, cuando se logró identificarla con precisión por medio de análisis de ADN.

Oriunda de la Savoia, en Argentina está plantada en zonas más bien calientes y productivas, donde da vinos frutados, sencillos y de cuerpo medio. El 83,5% está cultivada en Mendoza, mientras que San Juan acumula el 12,3%.

El dato es que sólo 1680 hectáreas (el 9%) crecen en zonas moderadas a frías, lo que arroja un promedio de 1 de cada 10 botellas con estilos más frescos.

CABERNET SAUVIGNON 14.129 ha; 12,13% del total de tintas

La tercera de las uvas tintas más plantadas de Argentina es la más extendida en el mundo. Oriunda de Burdeos, en el país está concentrada en Mendoza, con el 76% de la superficie, seguida de San Juan con el 9,9%, La Rioja con el 5,4%, Salta con el 3,25%, Catamarca con el 2,2% y la Patagonia, con el 2,6% y abrumadora mayoría de Neuquén (1,9%). 

La amplitud de lugares, seguida de que casi la totalidad del Cabernet está plantado en zonas de clima moderado a caliente que se acomodan bien a su ciclo largo, delimitan cierta apertura gustativa para el varietal. 

Los más distintivos son los del norte, donde a la nota de morrón asado le suman un especiado intenso difícil de encontrar en ningún otro rincón del globo.

SYRAH (SHIRAZ-SIRAH) 11.797 ha; 10,13% del total de tintas

Los estudios de ADN la definen con precisión como una variedad francesa, cuyo nombre remite a una antigua ciudad persa. 

Oriunda del Ródano, el Syrah –y sus variantes australianas como Shiraz– debido a su adaptación biológica al calor está plantada mayoritariamente en zonas calientes: los departamentos de San Martín, Lavalle, San Rafael y Rivadavia en Mendoza, junto con 25 de Mayo, Sarmiento y Caucete en San Juan, acumulan casi el 60% de la superficie. 

Eso determina que la mayoría de los Syrah del país ofrecen fruta negra, sean encorpados y bajos de acidez. No obstante, una minoría (8%), medido en botellas 1 de cada 10, proviene de zonas más frescas, convirtiéndolas en una rareza con otra paleta gustativa, más cárnica y de frescura.

La uva que dio fama mundial a Rioja, España, encuentra el 5to. puesto entre las uvas tintas más plantadas de Argentina

TEMPRANILLO 5.430 ha; 4,66% del total de tintas

Al contrario de lo que sucede con otras variedades, 95,3% está en Mendoza, donde 2/3 partes corresponden a zonas calientes a las que la variedad se adapta bien.

Lo raro es el otro 1/3, concentrado en el Valle de Uco, en particular en San Carlos (660 ha). Ahí gana la tanicidad y estructura de los vinos longevos, a los que una crianza en barricas, aterciopela. 

El dato es que 2 mil hectáreas poseen viñas de más de 40 años, mientras que otras 2,6 mil tienen entre 10 y 40 años, lo que permite trabajar con viñas viejas en casi todos los casos. Sin embargo, no es un varietal muy hallable en la góndola.

Uvas tintas más plantadas de Argentina
Vineyards at Las Compuertas, Luján de Cuyo, Mendoza.

MERLOT 5.062 ha; 4,36% del total de tintas

La reina de Pomerol y de Saint-Émilion encuentra en Argentina un terruño extraño pero afable. Lejos de las arcillas de Burdeos, el Merlot está plantado en casi toda la Argentina, en lugares tan disímiles entre sí como extremos otros. 

Un tercio de la superficie está en zonas moderadas a frías de Mendoza, mientras que otro tercio está en zonas calientes de la misma provincia. 

El tercio restante se reparte entre todos los terroirs de Argentina, con particular interés en Patagonia, donde los suelos arcillosos de los valles del Río Neuquén y Negro aportan condiciones óptimas sobre las que crecen 411 hectáreas, con viñas de más de 20 años.

ASPIRANT BOUSCHET 4.700 ha; 4,04% del total de tintas

Conocida como uva tintorera por su capacidad de aportar color, Aspirant Bouschet –un cruce entre Gros Bouschet y Aspirant Noir obtenido por Henri Bouschet en 1865– es una variedad francesa que en el país está cultivada casi en su totalidad en zonas calientes de Cuyo. 

Es precisamente en esos climas, donde otras variedades pierden su color, donde la tintorera tiene predicamento y utilidad. De aromas frutados y cierta rusticidad, se emplea en cortes, aunque hay algún raro ejemplar embotellado proveniente del Este mendocino.

ANCELLOTTA 2.222 HS, 1,91% del total de tintas

De estirpe italiana, la Ancellotta es una variedad tinta muy utilizada en la región de Emilia Romagna para los Lambruscos que arribó a suelo argentino durante a partir del 2000. 

En un comienzo se la cultivó con propósito tintorero, principalmente en Mendoza donde se concentran 1914 hectáreas, pero hoy también se utiliza para la elaboración de varietales muy exóticos, lo que la convierte en una de las uvas tintas más plantadas de Argentina. En San Juan y Salta ya ofrece resultados muy interesantes.

PINOT NEGRO 1,993 ha; 1,71% del total de tintas

Insignia de la Borgoña en el mundo, el Pinot Noir está cultivado en regiones frías debido a su corto período de maduración, sumado a que es en esos climas donde conserva la frescura que lo vuelve vibrante. 

El país no es la excepción. Mendoza cubre el 73,6% de la superficie, con Valle de Uco contabilizando 1060 hectáreas, es decir, apenas por arriba de la mitad de la Argentina. 

El dato es que Tupungato, el departamento más elevado y frío de Uco, cubre 1/3 de la superficie total del país, mientras que toda Patagonia alcanza a casi a 1/5 (358 ha). 

La décima tinta en extensión es Sangiovese (1.390 ha) que, casi sin excepción, está arraigada en Mendoza con la curiosidad, no menor, de que 1214 hectáreas tienen más de 40 años y salvo 10 hectáreas, nadie ha vuelto a plantarla en la última década.

¿Te gustaron los tintos de Argentina? Te invitamos a seguir leyendo sobre blancos: Chardonnay argentino, una apuesta que vale la pena

Comentarios

Aún no hay comentarios. ¿Por qué no comienzas el debate?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.