Vino argentino y cocina verde, un match perfecto

Maridajes vegetarianos

¡Hola, wine lovers! ¿Cómo están? Quiero volver sobre algo de lo que les hablé hace un tiempo: los vinos vegan friendly y los maridajes vegetarianos, un mundo alucinante que yo desconocía. 

Sí, no solo se modifican las formas de consumo, sino también de producción. Cada día hay más vinos veganos, que se hacen respetando la Tierra y sin utilizar derivados animales. La industria marcha hacía ahí y está genial. Los cambios empezaron desde abajo y van subiendo. No es una moda: es una decisión de vida.

Ustedes saben que yo estoy abandonando el consumo de carne. Ok, no soy radical, pero trato de reducirlo al mínimo. Es un camino lleno de aprendizajes, como por ejemplo cuáles son los mejores maridajes vegetarianos con vino.

Mucha gente piensa que es vivir comiendo ensalada, como le dice Homero a Lisa. Nah, eso es viejo, y aunque me encanta la ensalada, hoy la cultura veggie ofrece un montón de platos riquísimos y variados. 

En las redes conocí muchos. ¿Y saben qué? No solo eso: también aprendí a acompañarlos con los mejores vinos argentinos. Les cuento.

Maridajes vegetarianos

Maridajes vegetarianos: el Malbec, un aliado

Para conocer sobre la relación entre vinos y manjares verdes recurrí a mis fuentes web. Ah, y también a la sabiduría del gurú Alex, claro. Entre ambas, pude ordenar algunas ideas distintas y en muchas se repite el protagonista: el Malbec. Y obviamente, si hablamos de Malbec, hablamos de Argentina. 

A quienes se están acercando por primera vez a la comida sin carne, les recomiendo empezar con vegetales sencillos. Los que usamos en la cocina cotidiana están bien.

Zapallos, zucchinis, zanahorias, cebollas y morrones grill son una delicia muy fácil de preparar. Sobre todo si tenés un especiero lleno de colores y una rica copa, fresca y aromática, para acompañarlos. Alex me recomendó vinos Malbec jóvenes y ligeros. Por ejemplo, algunos malbec frescos de los que se elaboran mediante maceración carbónica – estilo Boujolais Nouveau – son buenos para disfrutar y explorar al máximo el sabor de los vegetales.

Otra alternativa: risotto, una comida rica y reconfortante para estos días, cuando el frío empieza a golpear. Además es fácil de hacer y muy elegante. Lo pueden preparar con arroz, verduras, caldo, hongos, sal, pimienta, aceite de oliva y un toque de vino tinto. Sí, de ese mismo Malbec que descorcharon para disfrutar junto al plato. Van a notar la diferencia.

En general, el Malbec es un vino que se lleva muy bien con texturas granuladas, y por eso el arroz es un buen compañero.

Maridajes vegetarianos

Un ingrediente más

Como ya les conté acá, muchos vinos dejaron de lado la albúmina de huevo en su proceso de producción y la reemplazaron por un tipo de arcilla llamado bentonita. Ya existen alternativas 100% vegan de maridajes entre platos y vinos orgánicos. ¡Un sueño! 

Un tip que me dio Alex: piensen al vino como una parte más de la preparación, no solo como su acompañante. Las comidas vegetarianas suelen ser menos expresivas, y por eso hay que tener mucha imaginación para suplantar la carne. Una buena copa siempre es un plus a la hora de los maridajes vegetarianos.

¿Quieren algo más osado? Wok de verduras. Es rico, original y tiene toda la magia de Oriente. Les permite jugar con muchísimos sabores y colores. Pueden ponerle fideos, cebollas de todo tipo, zanahorias, berenjenas, morrón, zucchini, pimientos, espárragos… ¡de todo! Siempre con salsa de soja, of course.

Este plato se lleva bien con otro vino tinto de buen cuerpo y notas frutales: el Syrah. Prueben con algún exponente joven de San Juan, región vitivinicola argentina que apuesta fuerte por esta uva y si consiguen alguno del Valle de Pedernal, mucho mejor. Ya verán. Ah, y si no se animan a cocinar al wok, ahora está lleno de restaurantes chinos muy buenos. Acá, en China Town, hay muchos. Solo es cuestión de pedir por las apps. Ustedes solo encárguense del vino.

Maridajes vegetarianos

¿Y los blancos? 

¿Qué pasa con los vinos blancos? ¿No hay vinos blancos en los maridajes vegetarianos? ¡Obvio! En la cocina veggie todos son bienvenidos. Y acá les voy a hablar de otra de las celebrities argentinas: el Torrontés, un vino muy versátil, con aroma floral y toques ácidos que lo distinguen entre los de su clase. Es genial. 

Un buen maridaje es compartirlo con un plato de pasta. No cualquier pasta. Pueden ser unos ravioles de calabaza con una crema y algún queso suave, poco invasivo. Es un match perfecto. También combina muy bien con la pizza, un clásico.

En cambio, si prefieren algo ligero, las ensaladas verdes tienen feeling con este partner blanco. Otra alternativa es la cocina muy especiada, como la vietnamita, la india y la mexicana. Unos ricos tacos o fajitas con lechuga, tomate, zanahorias y cebollas se disfrutan mucho más con una refrescante copa. ¡Ah! No te olvides del guacamole, el toque «¡Viva México!». 

Para subirte a la ola, te recomiendo ir por los Torrontés que se elaboran en los Valles Calchaquíes, terruño ubicado a más de 1700 metros sobre el nivel del mar en el noroeste argentino.  

Bueno, eso es todo por hoy. Fue un placer compartir esta exploración junto a ustedes. Tanto el mundo veggie como el de los vinos argentinos son maravillosos. Solo hay que animarse a dar el paso y empezar. Platos y copas están ahí, esperándolos. Eso sí, cuando se animen, me tienen que invitar, aunque sea a la distancia. Cuéntenme: ¿cuál es su maridaje preferido? ¡Los y las leo! 

Te invitamos a continuar leyendo las notas de Nicky: Terroir, lección 1: la expresión de la tierra en cada copa de vino

Comentarios

Aún no hay comentarios. ¿Por qué no comienzas el debate?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.