Balcarce, la nueva IG que impulsa los vinos de Buenos Aires

IG Balcarce

Los suelos calcáreos, un clima especial influenciado por los vientos marítimos del Atlántico, los conocimientos, la historia y las técnicas aplicadas en la elaboración de vino, sumado a una investigación profunda que demandó varios años de trabajo, todo eso culminó con el reconocimiento de la IG Balcarce por parte del INV (Instituto Nacional de Vitivinicultura).

Promovida por el equipo de Bodega Puerta del Abra (ubicada en el campo El Vallecito, en medio del sistema de sierras de Tandilia, una formación geológica que tiene más de 2200 millones de años), en provincia de Buenos Aires, la IG Balcarce coincide con los límites geográficos del mismo municipio. 

La bodega se encuentra a 60 km de Mar del Plata, la ciudad balnearia más famosa de la Argentina, y es propiedad del empresario Jorge Pérez Companc: allí se produce sus vinos de alta gama “Insólito”, que se venden de forma directa a todo el país desde su web, y también en vinotecas, restaurantes de Buenos Aires como Don Julio, Crizia, Chila y Sarasanegro (en Mar del Plata) y winebars como VinoBien y Vico. 

Comenzaron con el proyecto en 2013 y en la actualidad tienen 12 hectáreas con distintas variedades cultivadas, como Pinot Noir, Cabernet Franc, Bonarda y Tannat -entre las tintas- y Chardonnay, Albariño y Riesling -entre las blancas-. 

La enóloga Delfina Pontaroli -con quien conversamos- y su equipo lideraron los estudios del terroir y prepararon toda la documentación necesaria para la aprobación de la IG (trabajaron junto a Lydia y Claude Bourguignon, expertos en identificación de terroirs, quienes participaron de la investigación).

IG Balcarce

IG Balcarce, un plus para los vinos bonaerenses

¿De qué manera esta nueva IG pone en el mapa a la provincia de Buenos Aires como un nuevo enclave vitivinícola del país?

Creo que es muy importante haber logrado la IG Balcarce. El hecho de que sigan apareciendo otras IG en Buenos Aires empieza a mostrar el potencial que tiene la provincia no sólo a nivel de la capacidad de producir vinos de calidad, sino también lo heterogénea que es. Porque es dentro de una misma provincia estamos encontrando características climáticas totalmente distintas. 

Incluso dentro de la IG Balcarce, sé que con el correr el tiempo vamos a encontrar heterogeneidades que van a requerir nuevas IG. Esto implica mucho trabajo a nivel de terruño y de microclima y eso es muy bueno para el desarrollo de la zona vitivinícola. 

La importancia que una sierra, un arroyo, el estar cerca del mar, cambia totalmente las condiciones y hace que la región tenga un potencial increíble. Además, ya se empiezan a ver bodegas importantes que están armando proyectos más grandes en la zona.

IG Balcarce

¿Cómo fue el proceso de trabajo que realizaron para lograr la IG? 

Comenzamos a principios de 2019. El INV pide una recopilación de datos muy grande, un estudio muy profundo del lugar para aprobar una IG. Fue necesario justificar por qué este lugar se diferencia de otros, qué potencialidades tiene. Realizamos estudios de clima, de suelo, relevamos la historia del lugar, de la ciudad, de la geología del área que finalmente se definió como IG. Fuimos presentando muchos informes, recién en 2022 pudimos tener la carpeta con toda la documentación. Así logramos la IG Balcarce. Es un gran orgullo para nosotros ser pioneros en este tema y es un gran desafío a futuro.

¿Hay otras bodegas en la zona que puedan sumarse a la IG?

Hoy somos la única bodega en Balcarce que está inscripta en el INV, pero sé que hay proyectos emergentes. Ya hay varios viñedos -algunos ya plantados, otros en proyección que todavía no tienen su bodega ni están elaborando vino-. Es cuestión de años hasta que se empiecen a sumar, pero seguro sucederá. 

IG Balcarce

¿Cuáles son los diferenciales de los vinos producidos en la zona de la IG Balcarce? 

Por un lado, la acidez marcada, la acidez natural de la uva, el alcohol más bajo, la graduación alcohólica siempre ronda entre los 12° y los 12,5°.  El carácter como más austero a nivel sensorial; son vinos no tan explotados en aromas a frutas maduras, ni frutas tropicales, sino que van más hacia notas florales muy delicadas, notas cítricas, notas minerales como grafito, por ejemplo. También encontramos notas balsámicas de hierbas aromáticas. Tienen un perfil diferente, son vinos muy elegantes que no se caracterizan por su concentración, sino por su equilibrio.

¿Más info sobre los vinos de Buenos Aires? Hacé click aquí.

Comentarios

Aún no hay comentarios. ¿Por qué no comienzas el debate?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.