“Trabajamos para visibilizar el rol de las mujeres en la industria y promover nuestros vinos de altura”

Mujeres del Vino Salta

Carla Dal Borgo, bióloga de profesión y encargada de las relaciones institucionales y del área de RSE de la Bodega Dal Borgo, en Animaná, Salta, es también la presidenta de la Asociación Mujeres del Vino Salta.  

Creada en mayo de 2019, la Asociación surgió en un encuentro de posicionamiento del vino de altura que se hizo el Día del Malbec del 2018. “Allí nos unimos muchas mujeres: había distribuidoras, vendedoras, dueñas de vinotecas, bodegueras, comunicadoras, productoras. Y surgió la idea de unirnos, porque veíamos que estaba faltando no solo comunicar el vino, sino el trabajo de las mujeres en el mundo del vino. Entonces, la Asociación se creó primero con el objetivo de generar vínculos entre mujeres del ámbito de la viticultura”, dice Carla. 

En ese sentido, la Asociación adhirió junto a Wines of Argentina, a los Principios de Empoderamiento de la Mujer (WEPs), una iniciativa lanzada por ONU Mujeres y el Pacto Global de las Naciones Unidas en 2010 con el objetivo de promover la igualdad de género en las empresas, en el ambiente de trabajo y en las comunidades en las que operan.

Como mujer del vino salteño, Carla Dal Borgo también participó como ponente de la Mesa de Vitivinicultura en el último Encuentro Regional de Salta, organizado por el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires en esa provincia (donde también se dictó un Taller en políticas de inclusión en las empresas). Allí conversamos con ella.

Mujeres del Vino Salta

 Asociación Mujeres del Vino Salta

¿Cómo fueron evolucionando los objetivos de la Asociación Mujeres del Vino Salta?

Bueno, nos proponemos potenciar el desarrollo y dar visibilidad al rol de estas mujeres en esta industria y, por otro lado, desarrollar el posicionamiento de los vinos de altura. En ese sentido ahora también se suman profesionales de Tucumán, porque se trata de todo el Valle Calchaquí. Queremos promover nuestros vinos de altura, el desarrollo local y regional. Esos son nuestros dos objetivos principales. 

¿Cuáles son las tareas que llevan adelante?

Hacemos capacitaciones internas que además de ofrecer formación también sirven para estar conectadas, para aprender unas de otras. Algunas de estas acciones también están abiertas al público general, como pueden ser degustaciones, charlas o catas, por ejemplo.

Siempre estamos presentes en las fechas importantes, como el Día del Malbec, la Semana del Torrontés, para seguir profundizando el conocimiento sobre nuestras cepas y cómo se expresan en esta región.

Además, cada año hemos hecho un proyecto que tiene que ver con responsabilidad social, por ejemplo, trabajamos con una empresa B en un programa que se llama “Mujeres que dejan huella”, en el que se abre una convocatoria para emprendedoras, no importa si su proyecto es grande o chico. Se ofrecen herramientas de emprendedurismo, cómo armar un plan de negocios, cómo promocionar sus productos y desarrollar las redes sociales, entre otras. 

Son herramientas para potenciar el desarrollo de las mujeres en primer lugar. Por supuesto, no excluimos a los hombres, todo lo contrario, son capacitaciones para todo aquel que esté interesado. 

Mujeres del Vino Salta

¿Quiénes forman parte de la Asociación?

Somos unas 40 integrantes, hay sommeliers, comunicadoras, licenciadas en turismo, bodegueras, de todo un poco. Nos fuimos reuniendo por afinidad, pero a partir de ahora vamos a presentar una membresía, para abrir el espacio a más mujeres, tal vez no vinculadas tan directamente a la industria del vino, pero sí a todo lo que mueve el vino, como la gastronomía, el turismo, el servicio y más. 

Históricamente en Salta ¿cuáles han sido los roles de las mujeres dentro de la viticultura?

En general la visibilidad siempre la tuvieron los hombres, pero siempre hubo cosecheras, mujeres que se desempeñaron en enología, como bodegueras, como agrónomas. Nuestra gran inspiración y que fue parte del grupo formador de la Asociación fue Nelly Murga de Córdova, dueña de la bodega Vasija Secreta. Ella también fundó la también la Asociación Bodegas de Salta, fue una pionera.

Hoy hay más mujeres visibles, que estudian carreras específicas como agronomía y enología. En el pasado hacían todo eso sin tener el título. Y también estaban y están las que dentro de la bodega acompañan a las y los profesionales, a sus hijas e hijos en un rol de suma importancia. Son administradoras, están a cargo del negocio familiar y su visión y apoyo es fundamental. 

Además, hay muchas mujeres que tienen proyectos que no se conocen tanto, entonces la Asociación las acompaña para que salgan a la luz. Por ejemplo, Raquel Humano, es técnica en turismo y está estudiando sommellerie, tiene un proyecto familiar que se llama Inicios, acá en Cafayate y lo presentó en la última feria de vinos que se hizo en Bariloche y fue muy bien recibido. Es solo un ejemplo, por suerte hay muchos casos.

¿Hay cada vez más profesionales mujeres del vino Salta?

Sí, la provincia ofrece distintas carreras para estudiar enología y agronomía: está la Universidad Nacional de Salta, está el Wine Institute Salta y hay muchas mujeres que están cursando. Lo bueno de todo esto es que se brinda una proyección laboral a la gente del lugar, entonces hoy pueden estudiar sin tener que irse a Mendoza, que era lo que pasaba. Ahora estudian y pueden trabajar en su zona. También, de a poquito, en Salta estamos empezando a darle valor a los sommeliers y se va comprendiendo el rol de comunicadores que tienen, un trabajo fundamental tanto en las bodegas como en la gastronomía. 

Mujeres del Vino Salta

¿Cuáles son los proyectos futuros de la Asociación de Mujeres del Vino Salta? 

Queremos abrir las puertas para la comunidad, porque el vino es un hilo conductor para muchas cosas, promueve el desarrollo regional. Continuaremos haciendo capacitaciones, por ejemplo, hicimos una sobre Torrontés, para la gente del servicio y restaurantes, para ampliar todo lo que pueden comunicar desde sus establecimientos no solamente sirviendo en una copa, sino todas las historias que hay detrás de esta uva y que -sin dudas- es un plus para que la gente viva una experiencia dentro del mismo restaurante.

No solo el Torrontés, también el Malbec y otras cepas, contar por qué aquí se expresan de forma tan singular, diferente a otras regiones. El vino tiene una importancia cultural, económica, simbólica. Este es nuestro aporte, vamos a seguir creciendo. 

Más información sobre Women of Argentina aquí.

Comentarios

Aún no hay comentarios. ¿Por qué no comienzas el debate?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.