Cuáles son las 12 variedades de uva blanca más plantadas de Argentina

uvas blancas más plantadas de Argentina

Todo el mundo sabe que el Chardonnay es una variedad blanca que se cultiva en Argentina y en otros rincones del planeta. Pero lo que no todo el mundo sabe es que no es la más importante en términos numéricos del país. De hecho, es la tercera en superficie, con 5863 hectáreas de un total de 35.845 de uvas blancas en el país a enero de 2021. Entonces, ¿cuáles son las dos primeras y las otras que le siguen hasta completar las 12 líderes? ¿Cuáles son las uvas blancas más plantadas de Argentina? 

uvas blancas más plantadas de Argentina

Uvas blancas más plantadas de Argentina

  1. PEDRO GIMÉNEZ ,9587 ha, 27% de la superficie.

No confundir con la Pedro Ximénez –dato curioso, el apellido se escribe en español como Jiménez, Giménez y Ximénez, todos homófonos– que es la variedad del Marco de Jerez. El Pedro Giménez local es una uva criolla, nacida del cruzamiento natural del Listán Prieto y el Moscatel de Alejandría. Productiva y de carácter más bien neutro, es una variedad plantada casi en su totalidad en zonas calientes de Mendoza (76,3%) y San Juan (22,5%) con destinos múltiples que van desde vinos corrientes a mosto concentrado. En los últimos años, algunas bodegas lo elaboran como blanco con aspiración a la alta gama y otras, como blanco de flor. Está al tope entre las uvas blancas más plantadas de Argentina.

2 – TORRONTÉS RIOJANO, 7.920 ha, 22,1%.

Otra uva criolla en el top. También el cruzamiento entre Listán Prieto y Moscatel de Alejandría –conviene aclarar que eran las dos variedades más cultivadas en tiempos coloniales–está ampliamente plantada en el país por su elevado carácter aromático, donde destacan jazmín, rosas y muscat en general. Variedad productiva, abunda en el este y norte de Mendoza (3433ha, 44,8%) y La Rioja (2052ha, 26,8%), aunque los vinos más famosos son los salteños (904ha, 11,8%) y en particular los cafayateños, que comprenden 2/3 de esa superficie. El dato de color es que no tiene nada que ver con la uva Torrontel, de la que toma el nombre, y sí es hermana de otras dos criollas muy similares: Torrontés Sanjuanino (no aromática) y Torrontés Mendocino (moderadamente aromática).

3 – CHARDONNAY, 5863ha, 16,4%.

La más famosa de las blancas, proveniente de Borgoña, Francia, hace pie en Argentina en las zonas de altura. Tanto, que Mendoza cubre 4825 (82,4%) y, de ellas, el 40% está en el Valle de Uco, en terroirs de frescos a fríos. El dato es Tupungato, la meca de la variedad, con 1164 hectáreas, que está liderando la transformación en estilo para la variedad, tanto en espumosos como en vinos tranquilos. Le siguen en importancia Luján de Cuyo (561 ha) y Tunuyán (544 ha). Para buscar rincones en materia de Chardonnay, destaca Neuquén, que contabiliza unas 137 hectáreas en el norte de la Patagonia, en una zona moderada a fresca, en contraste con San Juan, que alcanza las 682 hectáreas plantadas, con una mayoría en el llano caliente.

uvas blancas más plantadas de Argentina

4 – MOSCATEL DE ALEJANDRÍA, 2.278 ha, 6,4%.

Variedad aromática y tolerante al calor, no es de extrañar que San Juan concentre ¾ partes de la superficie, unas 1698 hectáreas, mientras que La Rioja (13,4%) y Mendoza (10,7%) ofrecen fracciones parecidas. Usada fundamentalmente para elaborar vinos generosos, en los últimos años, sin embargo, algunos blancos tranquilos que la contienen aparecieron en la góndola.

5 – SAUVIGNON, 1949 ha, 5,4%.

El dato a tener en cuenta es que en 2002 sólo había 865 hectáreas de Sauvignon Blanc. Hoy, hay poco más del doble, plantadas fundamentalmente en Mendoza (1492 ha) y San Juan (226 ha), con Tunuyán como el departamento que más superficie tiene a nivel nacional (317 ha), seguido por Luján de Cuyo (235 ha) y San Martín (187 ha). Lo llamativo es que se plantaron unas 600 hectáreas en Valle de Uco, en climas más fríos, más interesantes para el Sauvignon, con clones continentales, entre cítricos y tropicales, adaptados a esas condiciones. Si uno pone hoy los labios en las copas de blanco, la diferencia con el pasado se nota. Y mucho.

6 – CHENIN, 1744 ha, 4,9%.

Es una de las variedades que más superficie perdió en los últimos años. Con 1744 hectáreas plantadas hoy, se esfumó la mitad del despliegue a contar de 2002. La razón hay que buscarla en que en otro tiempo se usaba para vinos tranquilos y espumantes sencillos y, por lo general, plantada en zonas cálidas. El corazón sigue siendo San Rafael con 503 ha, seguido por San Martín con 250, ambos en Mendoza. No hay ningún departamento ni localidad con números verdes para el Chenin. Hoy, sin embargo, algunos productores ensayan con estilos nuevos para viñas viejas, que es el principal valor de la variedad.

7 – TORRONTÉS SANJUANINO, 1.628 ha, 4,5%.

Es una variedad criolla nacida del cruce de Listán Prieto y Moscatel de Alejandría que da, contra todo lo pensable, un blanco de aromas neutros. Se usó en el pasado para destilación y a la fecha engrosa los volúmenes de vinos comunes. Como su nombre lo indica, está plantada fundamentalmente en San Juan, donde hay 1421 hectáreas. Los principales departamentos son Caucete (461 ha), Angaco (257 ha), 25 de Mayo (235 ha) y San Martín (208 ha), todas en la zona baja del este provincial y en zócalo de la Sierra de Pie de Palo. Es la zona más caliente y productiva de la provincia, en torno a los 550 y 650 metros sobre el nivel del mar.

8 – UGNI BLANC, 1.288 ha, 3,6%.

Oriunda de Italia, donde se la conoce como Trebbiano Toscano, la Ugni Blanc es una cepa cultivada en Cognac y la costa mediterránea de Francia porque da buenos rendimientos con madurez azucarina y aromas más bien neutros. Ideal para destilados, en Argentina está plantada mayormente en zonas productivas, calientes y de buenos rendimientos. Mendoza cuenta con 999 hectáreas, de las que 900 están plantadas en el este y norte. Suma San Juan, con otras 279 hectáreas.

9 – VIOGNIER, 723 ha, 2%.

Incorporada al parque varietal argentino en la década de 1990, esta variedad oriunda del Ródano, donde brilla bajo el sol de la AOC Condrieu, se ha adaptado muy bien a los solazos del oeste del país. Tanto, que desde 2002 (en que había 151 hectáreas) creció hasta alcanzar las 821 en 2013, y descender luego un poco hasta las actuales 723. Mendoza cuenta con 2/3 de la superficie –donde se encuentra bien repartida entre los principales departamentos, ninguno alcanzando al menos el 20% del total–, mientras que San Juan cubre casi todo el resto más lunares de viñedos en el resto de las provincias productivas. En los últimos años los productores apuestan por un estilo menos maduro que está en desarrollo.

uvas blancas más plantadas de Argentina

10 – SEMILLÓN, 640 ha, 1,8%.

Es otra de las blancas que venía en caída libre. En la década de 1960 se contaba entre las más plantadas y, a la fecha, alcanza unas magras 640 hectáreas luego de perder en las últimas dos décadas 1/3 de su superficie. Hoy nadie planta Semillón, lo que obliga a trabajar con viñas viejas que, en la variedad, es parte del secreto de su equilibrio. Mendoza cubre el 85% de la superficie, seguida por Río Negro, con apenas el 5,6%. Dentro de la primera, Tupungato (165 ha) y Luján de Cuyo (137 ha) cuentan con la mayor superficie en términos departamentales. El dato es que en los últimos años, de la mano de estilos con cierto grado de crianza, los productores están logrando blancos de ensueño.

11 – TORRONTÉS MENDOCINO, 563 ha, 1,6%.

El tercer Torrontés en este listado es también un misterio: se conoce que una parte de su genética es de Listán Prieto, pero no se sabe qué otra variedad intervino para generarla. En todo caso, es una variedad criolla equidistante en expresión entre sus dos hermanas: ni muy aromática ni poco expresiva, destaca por su buena boca. Está plantada mayormente en San Juan (333 ha), lo que suma a la confusión de nombres con sus parientes, seguida por Mendoza (152 ha) y Río Negro (76 ha). Es muy raro ver vinos embotellados con mención varietal, aunque alguno hubo.

12 – SAUVIGNONASSE, 334 ha, 0,9%.

Es originaria del Friuli-Venezia Giulia, en el Norte de Italia, donde se la conoce con el nombre de Friulano a secas. En el país está someramente plantada. Mendoza cubre el 97% del viñedo y, hasta donde tenemos conocimiento, ningún productor la embotella como tal. 

Te invitamos a seguir leyendo sobre vinos tintos de Argentina: https://blog.winesofargentina.com/es/uvas-tintas-mas-plantadas-de-argentina/

Comentarios

Aún no hay comentarios. ¿Por qué no comienzas el debate?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.