Gouguenheim: Pasión por el vino

Gouguenheim: Pasión por el vino

Nacido en Argentina de padres franceses, el amor de Patricio Gouguenheim por el vino comenzó a la edad de 7 años cuando se le dio un poco de vino (mezclado con agua con gas) con cada comida. Sin duda, esto fue un catalizador para que entrara en el mundo del vino más tarde en la vida. Durante los años 1999 a 2002, el trabajo de Patricio (fusiones y adquisiciones) lo llevó a Mendoza, ahora epicentro de la industria vitivinícola argentina. Fue en ese momento cuando él imaginó que era el momento adecuado para que los vinos argentinos ganaran reputación internacional en los mercados mundiales.

Fue durante el año 2002, cuando Argentina entró en un gran colapso económico y el PBI se derrumbó, que decidió entrar en el mercado del vino. Encontró una bodega muy antigua ubicada en el Valle de Uco, con un montón de pequeños tanques ideales para la producción de vinos de alta calidad, y así fue el comienzo de su aventura en este maravilloso y loco negocio. Colgó su traje y su corbata y empezó a trabajar al aire libre. Su familia desde el principio decidió apoyarlo, así que hoy en día sus hijos lo acompañan en esta pasión.

Familia G

Desde su inicio la bodega se ha convertido en una de las de mejor calidad en Argentina, con sus vinos actualmente vendidos en 19 países. Buscando siempre nuevos horizontes, hace cuatro años lanzaron un producto muy especial. Un espumante Rosé de Malbec. De la mejor cepa del Valle de Uco, el Malbec, con fuertes notas de frutilla y cerezas, muy pequeñas burbujas y un color rosado muy claro. Todo esto se combina en un producto increíble. Ahora con más de 100.000 cajas vendidas durante el año 2016, el objetivo de la bodega es aumentar la calidad año tras año.

Comentarios

Aún no hay comentarios. ¿Por qué no comienzas el debate?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.