De última hora

Hallowine: la moda de las etiquetas cripy para descorchar en Halloween

Breves / Destacadas / Markets / Noticias / Trends / 26 octubre, 2020

Por: Joaquín Hidalgo

Igual que Halloween divierte y agita fantasmas del más allá, algunas etiquetas de vino se desembarazan de los viñedos y las barricas y hacen pie a las puertas de ese otro mundo, más siniestro y fascinante, y propone con cierta picardía leyendas, fantasmas y relatos truculentos en sus marcas. Al fin y al cabo, las marcas relatos son. Y el alma se alimenta también de relatos.

Así es que este Holloween, Argentina ofrece algunas etiquetas cuya estética, relato o propuesta son perfectas para brindar a la tenebrosa luz de las velas.

Jinete sin Cabeza Cabernet Franc.

El cuento es universal y en casi todas los pueblos del mundo hay un descabezado que acecha y que viene a reparar una injusticia: aquella por la cual fue degollado. Y si de perder la cabeza se trata, este Franc es pura y deliciosa fruta que vuela la sesera. Descorcharlo no será una injusticia para Pueblo Dormido, su productor, cuyas etiquetas reflejan el ideario que Washington Irvin plasmó en sus Leyendas de Sleepy Hollow.

Alchimia de Los Andes Red Blend.

Inspirada en el cine de terror de los 50’s, esta etiqueta ofrece un encapuchado sin rostro que esgrime una copa de tinto en una noche de luna llena y surcada por ominosas nubes negras. Corte de Malbec y Cabernet Franc, a este “intrigante y misterioso Red Blend”, como reza la etiqueta, sólo le falta brillar en la oscuridad de la cena. Halloween es la ocasión perfecta para beberlo.

Chamán Malbec.

Para los antiguos habitantes de Siberia, el Shaman (el que sabe en lengua tungu) conectaba los mundos con sus visiones. El término se aplica a muchos animistas que viajan en estado de transe por diversas dimensiones y mundos. Este Malbec elaborado en La Consulta, Mendoza, si al menos no genera visiones sí anima momentos mágicos a fuerza de sabor. Consejo de Chamán: el sacacorchos es un buen médium para arrancar.

Sobrenatural Bonarda.

Todo lo que está más allá del razonamiento físico es considerado sobrenatural. Y este Bonarda, elaborado sin sulfitos, pareciera llegado de otro mundo. Es verdad, no resulta siniestro ni macabro. Pero para quienes busquen vinos más allá de lo conocido, es una excelente opción de bodega Chakana (cuyo nombre refiere a la Cruz Inca, que en sus tres planos vincula el supra y el inframundo con el cotidiano).

Callejón del Crimen Gualtallary Malbec.

Todo pueblo en el mundo tiene su historia de amor truculenta. Y el origen de esta marca proviene de un crimen pasional y sugestivo cometido en el callejón «que termina en la bodega. Fue en la década de 1960. Pero si de sangre derramada por amor se trata, un beso de este Malbec jugoso repara cualquier final patibulario.

Big Bat Cabernet Sauvignon.

Hablar de murciélagos gigantes es lo bastante aterrador este año como para darle espacio a esta etiqueta entre los hallowines argentinos. Pero se trata de una travesura de infancia. Rodolfo “Opi” Sadler, enólogo autor, cuenta que en la bodega familiar había un sótano lleno de murciélagos. Y que su divertimento era golpear la puerta y verlos salir en estampida por la claraboya. Cuando nombraron el vino en Mascota Vineyard, eligieron esta particular mascota de la infancia para el Cabernet. 

Catena Zapata Malbec Argentino.

En la etiqueta es una alegoría de la muerte que, en la historia del Malbec, se llevó al otro mundo a los viñedos europeos con la filoxera. Renace en el nuevo mundo, sin embargo, donde el Malbec se salvó de la guadaña. Y como buen exponente de ese milagro, Malbec Argentino ofrece una versión clásica del tinto más famoso.

Vinyes Ocults Malbec-Cot.

Si las máscaras y los disfraces son parte de la gracia en Halloween, Vinyes Ocults no puede faltar: aficionados a las calacas –las máscaras de Catch– y las calaveras, este Malbec con maceración carbónica luce en la etiqueta un esqueleto al sol, sobre las hileras, observando una copa de vino. La perspectiva es todo el efecto truculento de la botella, aunque el tinto suave y perfumado más bien cuente lo contrario.

El Veneno de Dios Blend.

Para los estudiosos de las escrituras, Samael es el ángel caído, cuya traducción del hebreo antiguo sería “Veneno o Ceguera de Dios”. Por donde se lo mire, Samael bajó a tierra a sembrar la discordia, el conocimiento o el desdén. Incluso, para los más drásticos intérpretes, es quien pone el veneno de la muerte en los labios de los mortales. Cualquiera sea el caso, este corte elaborado por el enólogo iconoclasta Lucas Niven está más cerca del maná que de un bíblico veneno.

Hay muchos otros Hallowines en nuestra góndola, sin embargo. ¿Más nombres? Anoten: los elocuentes Callejón de Brujas y Buscado Vivo o Muerto, los desenfrenados Demencial y Desquiciado –este último con un lobo aullante en su etiqueta– y el fantasma de Coquena que se enoja con quienes disparan a las vicuñas en los valles del norte y los persigue. 

Si disfrutaste este artículo no dejes de conocer, NUEVOS Y ORIGINALES VINOS DE ÁNFORA EN ARGENTINA


Etiquetas: ,



Joaquín Hidalgo
Joaquín Hidalgo
Mendocino de nacimiento (1978), se recibió en el Liceo Agrícola como enólogo en la promoción 1996. Al año siguiente, se inscribió en periodismo en la Universidad Nacional de La Plata, de donde egresó en 2002. Desde entonces vive en Buenos Aires donde construyó una lar- ga carrera combinando sus dos pasiones: la escritura y los vinos. Ha trabajado en casi todos los medios que le dieron co- bertura al tema. Desde el Country Herald a la Revista del Club del Vino, en los que escribió sus primeras notas firmadas, a Playboy, Revista JOY y La Mañana de Neu- quén, diario del que sigue siendo columnista dominical desde 2007. Colaboró como catador y cronista para Aus- tral Spectator relevando Chile y Perú en la edición 2005 y luego coeditando la guía entre 2011 y 2012. A contar de 2014 escribe semanalmente para el diario La Nación, donde actualmente tiene una columna llamada Sin Filtrar los días viernes en el puntocom. A principios de septiembre de 2019 fue contratado por la plataforma Vinous para reportar Argentina y Chile. Joaquín Hidalgo Born in Mendoza in 1978, Joaquin received his Certificate in Winemaking from the Liceo Agrícola in 1996. The following year, he took Journalism at the Universidad Nacional de la Plata, graduating in 2002. Since then he has lived in Buenos Aires, where he has built up an extensive career combining his two passions: writing and wine. He has worked for almost every media outlet that covers the area from the Country Herald to the Revista del Club de Vino, where he published his first signed articles, Playboy, Revista JOY, and La Mañana de Neuquen, for whom he has been a columnist since 2007. He has been a taster and correspondent for the Austral Spectator, covering Chile and Peru in 2005 and then co-editing the guide in 2011 and 2012. Since 2014, he has written a weekly column for the La Nación newspaper for whom he also writes a weekly blog called Sin Filtrar on their website. In September 2019, he was hired by the Vinous platform to cover Argentina and Chile.




Entrada anterior

Nuevos y originales vinos de ánfora en Argentina

Entrada siguiente

...¿Por qué probar un Petit Verdot argentino?





0 Comentario


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *