De última hora

Doce definiciones de Malbec y del futuro de la variedad

Destacadas / Malbec / Noticias / 13 mayo, 2019

Por: Joaquín Hidalgo

En abril, mes del Malbec, consultamos a los principales enólogos y a algunos bodegueros del país. Fueron dos preguntas muy simples: ¿qué significa el Malbec para cada uno? ¿Qué creen que se puede esperar para el futuro o la región? Estas son las doce prometedoras respuestas que obtuvimos.

Susana Balbo, enóloga, propietaria de Susana Balbo Wines

El Malbec es absolutamente emblemático para Argentina, donde ha encontrado una identidad propia, en nuestros suelos y terroirs, que expresan la enorme diversidad. Va a seguir poniendo a la Argentina en el lugar de los países que pueden seguir innovando, con distintos microclimas y pequeñas zonas. Pienso que el consumidor tiene muchísimo para descubrir en estas tierras de la mano del Malbec.

Roberto de la Mota, enólogo consultor y copropietario de Mendel

Es el vino de Mendoza, es nuestro terruño y es, para mí, los más grandes recuerdos de mi padre. Creo que el Malbec nos representa y representa también nuestra historia vitivinícola, nuestro tesón y nuestro esfuerzo. Pienso que el Malbec tiene muchísimo futuro, porque ahora vienen nuevos desafíos: algunos técnicos, tanto en la selección de poblaciones masales como también en clones para definir tipicidad frutal, volumen y concentración, características distintivas.

Sebastián Zuccardi, agrónomo, segunda generación en Zuccardi Wines

El Malbec es el mejor vehículo para expresar nuestros terruños. Es una adaptación a nuestros climas y suelos, que generaciones de viticultores fueron eligiendo.
El futuro está en el largo plazo, e imagino al Malbec ligado al lugar, este vino de San Pablo o Altamira hecho con Malbec. Creo que el futuro está en salirnos un poco del commodity y llegar al lugar y su interpretación a través de la variedad.

Matías Michelini, enólogo y consultor

El Malbec es nuestra identidad, la variedad por la cual nos reconocen como productores de alta calidad en el mundo. Le debemos mucho, y también hemos trabajado mucho sobre él para que sea esa identidad. El futuro está en la identidad de distintos terruños a través del Malbec. El futuro no está tanto en un estilo determinado de vino, sino más bien en la capacidad que tengamos para demostrar lugares a través del Malbec.

Marcelo Pelleriti, enólogo de Monteviejo y consultor

El Malbec es lo que me hace pertenecer a un lugar y lo que me da fuerzas para seguir luchando para que Argentina sea conocida en el mundo entero. Representa mi vida, cuando salgo a caminar y a mostrar mi Mendoza y mi Argentina al mundo. A futuro, creo que el Malbec tiene chances de ofrecer seriedad con potencial de guarda, que es lo que da prestigio en el mundo del vino. El prestigio vendrá de la mano de la guarda.

Laura Catena, bióloga y segunda generación al frente Bodega Catena

El Malbec representa la historia de mi familia, desde mi abuelo hasta hoy. Pero sobre todo, es una herencia: un vino que fue famoso en el Medioevo y que desapareció de Francia —la Enciclopedia británica, en 1879, decía que era el principal cepaje de Médoc— encontró aquí, en los viticultores de Mendoza, una continuidad. Con respecto a los cien puntos de nuestro Malbec, es algo histórico y que promete un gran futuro. Toda la trayectoria del Malbec, desde su llegada a la Argentina y la selección de familias como la mía, se condensa en esos cien puntos del viñedo Adrianna. Emociona, de verdad.

Daniel Pi, jefe de enología del Grupo Peñaflor

Siempre digo que el Malbec es una bendición que hemos tenido los argentinos. Se adaptó perfectamente a todos los terruños al pie de la cordillera, desde la Patagonia hasta el valle Calchaquí y la quebrada de Humahuaca. Resulta un emblema de nuestra vitivinicultura en todo el mundo. El Malbec no tiene un solo terroir. En La Consulta y los alrededores de Paraje Altamira, así como en Los Árboles, Pedernal y el Valle Calchaquí, la variedad expresa un carácter diferente, con potencial para hacer vinos de altísima calidad, que nos permitan sentirnos orgullosos de lo que hacemos.

Paul Hobbs, enólogo y copropietario en Viña Cobos

El Malbec tiene un carácter algo camaleónico, por lo que revela el terroir extremadamente bien. Esa es una de las razones por las que está considerado una variedad noble. El otro punto fuerte es que puede ser elaborado en muchos estilos: puede hacerse lineal y limpio, o intenso, rico y opulento.
Con respecto al futuro del Malbec, depende mucho del mercado, pero sobre todo de cómo se integren los productores para ofrecer calidad sobresaliente.

Hans Vinding Diers, enólogo y propietario de Noemía

El Malbec permite hacer varios estilos. Personalmente, es la historia de mi vida: sin el Malbec, no existiría Noemía y yo no estaría aquí. Creo que una de las cosas que lo hacen único es que casi todo el Malbec está plantado a pie franco, con lo que el sabor es el propio de la variedad en el lugar. No es así en otras partes del mundo.

Michel Rolland, enólogo consultor y dueño de bodega Michel Rolland

El Malbec es una variedad que usaba mi abuelo en Pomerol y que encontró su verdadero lugar en Argentina. Para mí, ha sido uno de los desafíos más importantes como enólogo. Argentina tiene la suerte de contar con una variedad con alto nivel cualitativo. Hay poco países en el mundo con esta virtud. Puede haber competencia, pero Argentina tiene sin duda el leadership. Seguirá teniéndolo si los productores producen buenos Malbec.

Rafael Domingo, enólogo y copropietario de Domingo Hermanos

El Malbec, para mí, es la adaptación, la capacidad de ofrecer vinos diferentes según dónde uno lo cultive y cómo. En los valles Calchaquíes, tiene la particularidad de demostrar los típicos descriptores, pero a su vez la impronta de la altura, en colores concentrados y aromas muy frescos, que lo hacen inconfundible en una degustación.

Alejandro Pepa, enólogo de El Esteco

Lo primero que te acepta un nuevo importador o un viejo importador es el Malbec, en cualquiera de las gamas. Siempre empezás por el Malbec. Luego, el vino que quieras. En los valles Calchaquíes, tiene los aromas frutales e intensos, con algunas notas de especias aportando complejidad. En boca, es goloso, con potente entrada frutada y buen cuerpo y estructura, aunque según sea la gama puede ser más delicado.

En la visión de estos protagonistas quedan claras un par de cosas. La fundamental, es que en la medida en que el Malbec se adapta bien a la Argentina permite explorar nuevas canteras de sabor para el varietal. Ahí está el futuro.






Joaquín Hidalgo
Joaquín Hidalgo
Mendocino de nacimiento (1978), se recibió en el Liceo Agrícola como enólogo en la promoción 1996. Al año siguiente, se inscribió en periodismo en la Universidad Nacional de La Plata, de donde egresó en 2002. Desde entonces vive en Buenos Aires donde construyó una lar- ga carrera combinando sus dos pasiones: la escritura y los vinos. Ha trabajado en casi todos los medios que le dieron co- bertura al tema. Desde el Country Herald a la Revista del Club del Vino, en los que escribió sus primeras notas firmadas, a Playboy, Revista JOY y La Mañana de Neu- quén, diario del que sigue siendo columnista dominical desde 2007. Colaboró como catador y cronista para Aus- tral Spectator relevando Chile y Perú en la edición 2005 y luego coeditando la guía entre 2011 y 2012. A contar de 2014 escribe semanalmente para el diario La Nación, donde actualmente tiene una columna llamada Sin Filtrar los días viernes en el puntocom. A principios de septiembre de 2019 fue contratado por la plataforma Vinous para reportar Argentina y Chile. Joaquín Hidalgo Born in Mendoza in 1978, Joaquin received his Certificate in Winemaking from the Liceo Agrícola in 1996. The following year, he took Journalism at the Universidad Nacional de la Plata, graduating in 2002. Since then he has lived in Buenos Aires, where he has built up an extensive career combining his two passions: writing and wine. He has worked for almost every media outlet that covers the area from the Country Herald to the Revista del Club de Vino, where he published his first signed articles, Playboy, Revista JOY, and La Mañana de Neuquen, for whom he has been a columnist since 2007. He has been a taster and correspondent for the Austral Spectator, covering Chile and Peru in 2005 and then co-editing the guide in 2011 and 2012. Since 2014, he has written a weekly column for the La Nación newspaper for whom he also writes a weekly blog called Sin Filtrar on their website. In September 2019, he was hired by the Vinous platform to cover Argentina and Chile.




Entrada anterior

Malbec: todos los platos, un maridaje

Entrada siguiente

...TIM ATKIN MW LANZA SU REPORTE SOBRE ARGENTINA 2019





1 comentario

on 20 March, 2020

Estamos investigando el cv malbec como respuesta a la aplicación de vermicompost en ICA, Perú.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *