Bodega Benegas, honrar la historia de cara al futuro

Bodega Benegas

Hay familias que son fundadoras de tradiciones. La de Federico Benegas Lynch se cuenta entre ellas. Al frente de Bodega Benegas, las raíces del linaje detrás de esta pequeña y prestigiosa casa son tan profundas como las del Malbec en Argentina. 

Recorrerlas, de paso, es emprender un viaje al pasado en tiempo presente: los vinos de Bodega Benegas hoy se exportan y comercializan en segmentos de alta gama, a partir de la tradición establecida varias generaciones atrás.

La historia larga de Bodega Benegas

La familia Benegas está vinculada al vino en Argentina desde que el bisabuelo de Federico, Don Tiburcio Benegas, se afincara a mediados del siglo XIX en Mendoza. 

Hombre de empuje y visión empresarial, no tardaría en convertirse en pieza clave del desarrollo de la industria del vino.

Inserto en la sociedad mendocina, su suegro, Eusebio Blanco, fue el encargado de traer a la provincia a Michel Pouget, viverista francés que introdujo al país las primeras vides francesas, entre ellas el Malbec. 

Tentado por el negocio del vino que entonces era una promesa de futuro, Tiburcio Benegas emprendió un tour de France por los mejores chateaux para, a su regreso, emprender una de las primeras bodegas enfocadas en el negocio de calidad: El Trapiche. 

Dirigente empresario, formó parte de la élite americana que estableció las bases del mundo del vino en el continente, junto a Agoston Haraszthy, en California, y Silvestre Ochagavía Errazuriz, en Chile.

Bodega Benegas

El saber familiar y la visión innovadora

Federico Benegas Lynch se crió en la bodega familiar. Luego de vivir unos años en Buenos Aires, regresó en 1999 a Mendoza para continuar el legado, ahora con una bodega propia. 

Adquirió la Finca Libertad, un viñedo histórico de Cruz de Piedra, Maipú, plantado por el mismo Don Tiburcio, y más tarde una antigua bodega del siglo XIX que restauró en su totalidad, conservando la arquitectura original. 

Con el ascenso del Valle de Uco, Benegas Lynch adquirió Finca La Encerrada, un preciado viñedo ubicado en Gualtallary, Tupungato.

Así, la bodega combina hoy el saber hacer familiar, anclado en la tradición, con una visión innovadora. El resultado se abreva en las botellas. 

Bodega Benegas

Vinos de excelencia

Junto a la winemaker Gabriela Zavala, Federico Benegas Lynch elabora vinos enfocados en los dos terroirs donde cultiva sus uvas.

“Nos reconocen por nuestros vinos con cuerpo, acidez equilibrada, buen largo de boca y una crianza precisa, donde los perfumes de la uva se funden con la elegancia que logramos extraer de las barricas», explica.

El porfolio de Bodega Benegas se compone de cuatro líneas. La primera de ellas es la que denominan Familiar ya que cada etiqueta lleva el nombre de los hijos de Federico y responde a un estilo fresco y frutal: Clara es un Chardonnay; Carmela, un rosado de Cabernet Franc; Luna, un Cabernet Sauvignon y Juan, un Malbec.

Le sigue Estate, cuyos vinos proponen un estilo complejo y de perfecto equilibrio, criados ocho meses en barricas. 

Se trata de cuatro varietales (un Malbec, un Cabernet Sauvignon, un Cabernet Franc y un Chardonnay) y un assemblage en homenaje a su bisabuelo, Don Tiburcio, para el que utiliza 50% Malbec, 20% Cabernet Sauvignon, 20% Cabernet Franc, 5% Merlot y 5% Petit Verdot.

Single Vineyard, por su parte, busca embotellar la expresión pura del origen a partir de los mejores cuarteles de las fincas de Maipú y Gualtallary. 

Tanto el Cabernet Sauvignon, como el Sangiovese y el Syrah provienen de los antiguos cuarteles de Finca Libertad, en Cruz de Piedra, mientras que el Pinot Noir y el Malbec son de Finca La Encerrada, Gualtallary. 

Finalmente, con el nombre Benegas Lynch se embotellan las tres etiquetas ícono de la bodega en las que la naturaleza del terroir se funde con la experiencia para dar vida a tintos memorables.

Son un Malbec procedente de Finca La Encerrada; un Cabernet Franc de viñedos plantados en 1899 por Don Tiburcio Benegas y el Old Vines Blend, compuesto por Cabernet Sauvignon (plantado en 1935), Cabernet Franc (1899), Merlot (1956) y Petit Verdot (2001) en Finca Libertad. 

¿Interesado en los vinos argentinos? Aquí algunos tips para elegir los más característicos: Cómo elegir un vino argentino

Comentarios

Aún no hay comentarios. ¿Por qué no comienzas el debate?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *