Argentina: reporte de cosecha 2020

Breves / Destacadas / Noticias / 22 abril, 2020

Por: Joaquín Hidalgo

“Una de cal y otra de arena” solemos decir en Argentina cuando a una mala situación le sigue una buena, o viceversa. Y en esta vendimia que termina anticipadamente y con elevada calidad, nada parece más justo que ese refrán con reminiscencias taoístas.

 

Este año confluyeron dos factores muy importantes: la vendimia más caliente de la que se tenga noticia y el COVID-19. Si el segundo fue una sombra que atemorizaba a los equipos en los viñedos, la primera fue responsable de que en general todo se adelantara entre 3 y 5 semanas según variedad y región. Para cuando la pandemia fue un problema en serio y la cuarentena cerró las puertas de casas y negocios, casi no quedaba uva para cosechar.

 

“Fue muy estresante”, dice Matías Ciciani, enólogo de Escorihuela. “Temíamos no poder vendimiar, pero finalmente logramos meter toda la uva en la bodega para la tercera semana de marzo, el día en que se declaraba la cuarentena,” recuerda aliviado.

 

La suya es la experiencia de casi todos. Con una primavera y un verano calientes y secos, la madurez azucarina acelerada obligó a cosechar anticipadamente, incluso con la pulpa un punto verde. Martín Kaiser, agrónomo de Doña Paula, lo pone en números: “En Luján de Cuyo, este año registramos 55 días con temperaturas arriba de 32°C, cuando lo normal son 30 o 31”. Así, la vendimia se condensó en unas pocas semanas.

 

“Hacia comienzos de marzo maduraron casi todos los Cabernet y Malbec juntos”, dice Marcelo Belmonte, director de Viticultura del Grupo Peñaflor, “y logísticamente fue muy complejo: cosechar, moler y fermentar en este marco demandó mucho trabajo”, explica. Pero al mismo tiempo, expuso poco y nada a los trabajadores de la viña y las bodegas al COVID.

 

Si estas disfrutando este artículo no dejes de conocer las TENDENCIAS DEL VINO ARGENTINO PARA 2020

 

Mendoza, las uvas justas

 

“En años calientes, la diferencia de calidad la hace el viñedo”, sentencia Sebastián Zuccardi, a cargo de los viñedos y la elaboración de la bodega familiar. Y agrega: “Si las viñas estuvieron estresadas, el calor fuerza todo, las plantas se bloquean y no hay forma de madurar correctamente”.

 

En la misma sintonía reflexiona Alejandro Sejanovich, viticultor y enólogo de Manos Negras. “Esta vendimia va en contra de los manuales –dice– porque el calor es enemigo de la frescura; pero si el riego acompañó bien a plantas en equilibrio, los resultados para este año serán sorprendentes.”

 

En ese punto parece haberse jugado la vendimia 2020. Contrario a lo esperable, quienes saltearon los manuales y leyeron la viña cosecharon uvas con elevada acidez. “Con la uva al dente, esta vendimia es extraordinaria”, dice Hervé Birnie Scott, director de Enología de Chandon Argentina. “El color y la frescura de este año serán memorables”, cierra.

 

Pero si la suerte se echó en leer bien la cancha de los viñedos, el desafío fue también interpretar las uvas para elaborarlas del mejor modo. Pablo Richardi, enólogo director de Flechas de Los Andes, dice: “Al principio teníamos miedo de estar cosechando verde. Pero cuando empezamos a analizar la uva, ajustamos los modelos de fermentación para extraer lo justo”.

En la misma línea, Santiago Mayorga, enólogo de Cadus Wines, asegura que “los tiempos justo de maceraciones y el trabajo de prensa resultaron claves”.

 

Si estas disfrutando este artículo no dejes de conocer los DESCRIPTORES DEL MALBEC EN TODA LA ARGENTINA

 

Los extremos

 

En los valles Calchaquíes, por el contrario, el año fue moderado, muy nublado y con lluvias por encima del promedio. Allá “la madurez vino apenas retrasada, pero con lindos parámetros gustativos para los tintos”, dice Thibaut Delmotte desde Colomé. En la misma sintonía, Rafael Domingo, enólogo de la bodega Domingo Hermanos, sostiene que los Torrontés “tienen un perfil más fresco que otros años”.

 

En Patagonia, por su parte, la vendimia estaba avanzada –siguiendo el patrón de adelantamiento de dos semanas– pero no terminada con la llegada del COVID-19. “No fue nada fácil –dice Leonardo Puppato, enólogo de Bodega Schroeder– porque desde circular a tener los equipos de trabajo activos fue un problema. Pero se trabajó para garantizar la seguridad y la calidad”.

 

Balance en números. Con todo, y a la espera de los números definitivos, el calor y la falta de agua en Mendoza y San Juan empujaron los rendimientos a la baja. En las estimaciones del INV, para esta vendimia y con los datos al 12 de abril, es una merma del 24%.


Etiquetas: , , , , ,



Joaquín Hidalgo
Joaquín Hidalgo
Mendocino de nacimiento (1978), se recibió en el Liceo Agrícola como enólogo en la promoción 1996. Al año siguiente, se inscribió en periodismo en la Universidad Nacional de La Plata, de donde egresó en 2002. Desde entonces vive en Buenos Aires donde construyó una lar- ga carrera combinando sus dos pasiones: la escritura y los vinos. Ha trabajado en casi todos los medios que le dieron co- bertura al tema. Desde el Country Herald a la Revista del Club del Vino, en los que escribió sus primeras notas firmadas, a Playboy, Revista JOY y La Mañana de Neu- quén, diario del que sigue siendo columnista dominical desde 2007. Colaboró como catador y cronista para Aus- tral Spectator relevando Chile y Perú en la edición 2005 y luego coeditando la guía entre 2011 y 2012. A contar de 2014 escribe semanalmente para el diario La Nación, donde actualmente tiene una columna llamada Sin Filtrar los días viernes en el puntocom. A principios de septiembre de 2019 fue contratado por la plataforma Vinous para reportar Argentina y Chile. Joaquín Hidalgo Born in Mendoza in 1978, Joaquin received his Certificate in Winemaking from the Liceo Agrícola in 1996. The following year, he took Journalism at the Universidad Nacional de la Plata, graduating in 2002. Since then he has lived in Buenos Aires, where he has built up an extensive career combining his two passions: writing and wine. He has worked for almost every media outlet that covers the area from the Country Herald to the Revista del Club de Vino, where he published his first signed articles, Playboy, Revista JOY, and La Mañana de Neuquen, for whom he has been a columnist since 2007. He has been a taster and correspondent for the Austral Spectator, covering Chile and Peru in 2005 and then co-editing the guide in 2011 and 2012. Since 2014, he has written a weekly column for the La Nación newspaper for whom he also writes a weekly blog called Sin Filtrar on their website. In September 2019, he was hired by the Vinous platform to cover Argentina and Chile.




Previous Post

Los extraordinarios números del Malbec

Next Post

...Vinos orgánicos en Argentina: diversidad y calidad en expansión





You might also like



0 Comment


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *