Breves

Entre las principales variedades, solo el Malbec y los Blends tintos crecieron en volumen.

En 2015, la cantidad de marcas vendidas de vinos embotellados ascendió a 2.681, creciendo en 88 unidades respecto a 2014.

En el 2015, de los 10 principales destinos, 7 crecieron en volumen y en valor. Por su crecimiento absoluto se destacaron Reino Unido (+255,6 mil cajas), Estados Unidos (+156 mil cajas), China (+94,8 mil cajas) y México (+77,2 mil cajas).

Vino embotellado: En 2015 se facturaron 722,9 millones de dólares y la participación sobre el total fue del 77%.

En diciembre la industria vitivinícola argentina exportó 28,1 millones de litros valuados en 70,6 millones de dólares.

En el 2015 las exportaciones totales de vinos y mostos fueron de US$ 933,6 millones y 359,8 millones de litros.

El vino argentino seduce cada vez más a los británicos

Mercados / Noticias / Destacadas / 2 noviembre, 2016

Por: Alejandro Iglesias

Los británicos tienen un estrecho vínculo con el vino. No como productores, claro, aunque año a año sus espumosos se hacen más famosos. Su rol protagónico, sin embargo, se debe a que hace siglos son claros importadores, con buen nivel de consumo y un perfil sofisticado por parte de sus wine lovers. Además son formadores de opinión para muchos otros mercados. Las tendencias que se imponen en el Reino Unido no tardan en llegar al resto de los países europeos y, de algún modo, también a Asia. Incluso dan forma a tendencias gastronómicas, y por esto muchos sommeliers observan con atención qué vinos se descorchan en la isla.

Es por este papel estratégico que las bodegas argentinas apostaron siempre fuerte en el mercado británico, un trabajo que hoy da frutos y lo convierte en uno de los más atractivos para el vino argentino. ¿O será que el vino argentino hoy es atractivo para los británicos?

Con más de 80 millones de dólares de exportaciones hacia el Reino Unido durante el primer semestre de 2016, Argentina se ubica en el puesto 11 entre los países exportadores de vino hacia dicho mercado. Se trata de un avance que da cuenta de un crecimiento del 23% y se traduce en el 2,8% de share. Una performance histórica para nuestros vinos que, según la consultora Kantar World Panel, ubica a Argentina como el país con mayor crecimiento en Reino Unido durante los últimos tres años.

Malbec fever

Como es habitual, estos números se explican, en primer lugar, a través de los varietales de Malbec. “En pubs, restaurantes, supermercados y tiendas de vinos todos ofrecen Malbec de Argentina”, remarca Eric Zwiebel, Master Sommelier a cargo de la cava de Lodge Country House Hotel de Dorset y jurado de los Decanter World Wine Awards. “Es sabido que ofrecen buen sabor a buen precio, pero hay que destacar que además está de moda beber Malbec argentino”, afirma.

Así es, hoy no solo es buen negocio descorchar una botella. “El Malbec se convirtió en el hot ticket del momento en Londres y muchos restaurantes lo ofrecen por copa”, destaca Phil Crozier, Director of Wine para la cadena de restaurantes Gaucho y experto en vinos de Argentina. “Son vinos que demostraron ser confiables para el consumidor y por esto crecen en el off y on trade”.

La curiosidad de los millennials

A pesar de ser fanáticos de los vinos del viejo mundo, los consumidores británicos están a la búsqueda de novedades. En especial los más jóvenes, que han demostrado ser muy curiosos frente a la góndola de vinos.

“El nuevo mundo tiene todas las de ganar en Londres. Los vinos argentinos se diferencian notablemente de la vieja escuela de los chateaux y, siendo el londinense menos ortodoxo que el europeo, sus nuevos estilos ganan terreno”, opina Martín Milesi, cocinero argentino radicado en la capital británica y creador del restaurante pop-up UNA. La visión del chef coincide con la de muchos expertos que destacan a la cultura argentina como trendy para los británicos, quienes “adoran nuestra manera de ser, el tango y la carne, en especial los más jóvenes”, concluye Milesi.

Más allá del Malbec

A esta altura puede parecer un cliché, pero la realidad es que en casi todos los mercados se observa un gran entusiasmo por conocer más vinos argentinos. Las puertas que el Malbec abrió a la industria vitivinícola durante las últimas dos décadas hoy parecen más abiertas de lo que muchos imaginaron. Incluso en plazas tan sofisticadas como el Reino Unido, donde los Sauvignon Blanc de Nueva Zelanda marcan tendencia entre los blancos, y los Malbec argentinos, entre los tintos.

Pero más allá de la moda, Zwiebel, al igual que otros sommeliers y especialistas, asegura que es el momento para que las bodegas argentinas hagan su siguiente jugada y ofrezcan otros vinos. Una demanda que por momentos sorprende incluso a los productores argentinos. “Hace unos meses, mi representante en Reino Unido tuvo que convencerme para que le envíe Cabernet Sauvignon, Petit Verdot y hasta Cabernet Franc, hoy estas etiquetas ya representan el 40% de mis envíos a ese mercado, mientras los vinos de corte comienzan a tener demanda”, asegura el winemaker Mauricio Lorca, presente en el mercado británico desde 2003.

Lo más sorprendente es el entusiasmo que despiertan algunos vinos blancos argentinos, como los white blends, los Chardonnay y hasta Viognier. Es un segmento muy consumido por los británicos y que las bodegas argentinas han comenzado a explotar con éxito en otros mercados igual de exigentes.

Pero no todo está dicho. Incluso, como insiste Zwiebel, “los consumidores ya esperan por nuevas cepas”. Esa frase ayuda a incentivar a los bodegueros argentinos a subir sus apuestas. Por suerte, a la vitivinicultura argentina aún le quedan muchas cartas por jugar tanto con tintos como con blancos. Y, como siempre, el Malbec se reserva más de un as bajo la manga.


Etiquetas: , , , ,



Alejandro Iglesias
Alejandro Iglesias
Alejandro Iglesias (40), apasionado por la gastronomía y las bebidas desde que tiene uso de razón, en 2005 se recibió en la Escuela Argentina de Sommeliers (EAS) y desde entonces se ha desempeñado como cronista especializado en diferentes medios locales (Bacanal, Glamout.com, BeGlam, Magna, Wine+, Revista Joy, Clase Ejecutiva y otros) e internacionales (Revista Sommeliers de Perú, Revista Placer de Uruguay y Decanter del Reino Unido). Como docente de EAS dicta clases en Buenos Aires, Panamá y Costa Rica. En 2013 fue nombra director académico de curso de Sommelier Profesional de la Facultad de Química de Montevideo perteneciente de la Universidad de la República Oriental del Uruguay.




Previous Post

Bodega & museo: una combinación perfecta para el viajero del vino

Next Post

...Vino argentino: 7 claves para explicar su éxito





You might also like



0 Comment


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *